fbpx
Gimnasio Energym

Gym: el remedio contra la presión alta

La presión alta o conocida médicamente como hipertensión arterial, es de esas enfermedades silenciosas que dañan nuestro organismo sin aviso y cuando avisa, suele ser tarde: ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV) que pueden dejarnos con severas discapacidades son las consecuencias más peligrosas. Sin embargo, hay un remedio infalible para prevenirla y tenerla a raya: el ejercicio físico.

La actividad aeróbica en el gimnasio como así también la musculación con intensidad adecuada y supervisada son de esos remedios naturales que, dicho por la Medicina, nos aleja de la hipertensión, la que, salvo por razones hereditarias, se dispara por el sedentarismo, el exceso en el consumo de sal y grasas y los desórdenes en las comidas, entre otras causas.

Es decir, la presión alta crece y se fortalece a partir de los hábitos de nuestra vida diaria, lo que la convierte en una amenaza latente que no siempre se muestra como tal. La actividad física periódica viene a ser la aliada perfecta para mantener a la hipertensión a raya.
La virtud más valiosa del gym, que lo transforma en un remedio infalible, es su naturaleza integral. Al impactar de modo saludable en todo el funcionamiento de nuestro organismo, el ejercicio físico termina operando como un regulador super eficiente, un cerrojo que la presión alta no puede abrir.

La Universidad Provincial de Córdoba destaca que la actividad física es fundamental para prevenir y combatir la hipertensión: “El ejercicio mejora la función cardiovascular y la capacidad pulmonar, contribuye a una mejor circulación sanguínea y a la oxigenación del organismo, lo que se traduce en un incremento de la capacidad para realizar esfuerzos”.

Agrega que “los ejercicios donde participan grandes grupos musculares, realizados a intensidades adecuadas para cada persona, promueven una respuesta hipotensiva de alivio de hipertensión”, esto es, que disminuye la tensión de los vasos sanguíneos que es lo que provoca el síntoma.

La hipertensión no es un problema de gente de la tercera edad o de enfermos crónicos. Es un problema mundial. Las principales organizaciones médicas del planeta proyectan que para el 2025 el 60% de la humanidad padecerá hipertensión.
En la Argentina, un tercio de la población tiene presión por encima de 14/9, los valores normales de máxima tolerancia, y más de la mitad de ellos no lo sabe.

La hipertensión también se dispara por razones emotivas, inconveniente que está muy vinculado a nuestros tiempos. El estrés, y sus variantes más extremas como ataques de ansiedad y de pánico, son el vehículo perfecto para la presión alta que siempre viene con ellos.

También está relacionada con los malos hábitos de descanso, el sobrepeso, el colesterol y otras enfermedades de base.

Lo maravilloso es que el ejercicio físico, como si fuera un arma imbatible, puede contra todos juntos: adelgaza, elimina el colesterol, mejora el flujo sanguíneo, baja las pulsaciones a valores normales, descarga tensiones lo que deviene en una disminución o desaparición del estrés y de los estados de ansiedad, y al impactar de manera integral demandando energía física, nos predispone al descanso reparador, nos acomoda el sueño y al final, pone en su lugar a la hipertensión.

Gimnasio Mendoza

Gimnasio Godoy Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba